Err

La casa del lino y el encaje

Portada de la casa del lino

La Casa del Lino y del Encaje
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mi ambición es hacerle compartir la pasión de la ropa blanca antigua, hacer vivir otra vez los encajes y los bordados. Para usted, abro mis baúles y armarios, vengan a escudriñar, encontrará todo lo que necesita para su alegría.

La ropa que propongo en este sitio, es ropa antigua que elegí por la alta calidad del tejido, la riqueza de los motivos decorativos de los bordados y la nobleza del encaje.

Una larga experiencia en este dominio, me permite seleccionar labores de adorno realizadas para resistir el transcurso del tiempo, y proponérselas tras quitarles el polvo, lavarlas a mano con esmero para que no se estropeen las telas finas, secarlas al aire libre y sano del campo para que se ablanden las fibras y se facilite el planchado, almidonarlas y por fin plancharlas a menudo húmedas por respeto de las fibras. Todo ello para seducirles y hacerles compartir mi pasión.
Apreciar la ropa blanca antigua no significa ser nostálgico sino estimar la materia con la que fue confeccionada, a menudo el lino, el cáñamo más popular, la mezcla, el linón o la batista más nobles, todas telas naturales y sanas recomendadas hoy en día por la medicina porque presentan virtudes antialérgicas. Además, apreciar la ropa blanca de antaño es saber reconocer y valorar desde el trabajo de trazo e identificación del pequeño hilo rojo bordado mediante el punto de cruz por la muchacha del hogar hasta el trabajo más sofisticado realizado por las bordadoras que confeccionaron con paciencia y virtuosismo labores de adorno que aún podemos admirar.
Paulatinamente y con mucho cuidado, las bordadoras y costureras trabajaban largas horas para hilvanar pequeñas cortinas, camisas, sábanas, manteles… todas aquellas ropas que formaban parte del ajuar de novia de las niñas de antaño. La variedad de tela, el cáñamo, el lino, o el refinamiento de los motivos decorativos, la importancia del bordado, la calidad del encaje traducían el rango social de la familia.

Las piezas de los ajuares más labrados estaban reservados para la ocasiones excepcionales: sábanas y fundas de almohada de boda, descubrimiento de sábanas de presentación durante un nacimiento…
Las piezas de los ajuares más labrados estaban reservados para la ocasiones excepcionales: sábanas y fundas de almohada de boda, descubrimiento de sábanas de presentación durante un nacimiento…

Son todas aquellas maravillosas telas de lino, de seda, pero también de mezcla o de cáñamo las que van a descubrir de nuevo y que van a adquirir si lo desean.

Todas las labores de adorno que elijo para presentárselas tienen una historia y, por supuesto, no las puedo revelar todas. Se quedaron mucho tiempo encerradas, olvidadas y abandonadas y el tiempo hizo su obra. Las saco de los armarios, baúles y buhardillas, les quito el polvo, las lavo, las almidono y las plancho para que usted les dé nueva vida, nueva historia…la suya.


Danièle.
linetdentelle@linge-ancien.com